Blog

¿Cuál Cerradura Se Abre más Fácilmente?

Es un tema un tanto incómodo el de hablar sobre cerraduras, pues la mayoría de las cerraduras comunes son fáciles de destrabar por intrusos, especialmente si ya tienen muchos años de haber sido instaladas, por lo cual se recomienda cambiar habitualmente las cerraduras de tu hogar.

La Protección Contra Palancas es Esencial

Existen herramientas que son especiales para violar cerraduras, son una especie de llaves que funcionan como cincel, se usa un martillo para encajar los pitones de la cerradura hasta poder rotar el engranaje y burlar la seguridad, las llaves utilizadas son específicas para cada marca de cerradura. Para protegerse de esto, existen cerraduras con mecanismos de defensa que contrarrestan esta técnica, la cual es bastante común entre criminales y es una prioridad a la hora de incrementar la seguridad de tu vivienda.

¿Cómo se Combate El Apalancamiento?

Hay dos cosas que puedes hacer si buscas protegerte del apalancamiento, puedes hacer ambas para maximizar tu seguridad:

La primera es comprar un escudo a prueba de palancas, el cual oculta la marca de la cerradura, obligando al intruso a probar con distintas llaves hasta poder dar con la correcta, quitándole una gran cantidad de tiempo y generándole ansiedad. Estos factores son bastante importantes, ya que la rapidez y el sigilo son recursos importantes para los vándalos, y este tipo de dificultades pueden llevarles a abandonar su intento de intrusión.

Los bombillos a prueba de palancas son otro recurso que puede incrementar tu seguridad en gran medida también, tiene una protección de acero en el interior que resiste los golpes de martillo, impidiendo virtualmente en su totalidad cualquier posibilidad de apalancamientos en la cerradura.

Una tercera vía podría ser comprar un juego de cerradura completa a prueba de palancas, la cual incluye como prestaciones las dos cosas que mencionamos anteriormente y un sistema más seguro a nivel holístico, cambiar la cerradura por una mejor siempre es una gran opción.

Las Vueltas de la Llave son Clave

Las cerraduras tienen un número determinado de vueltas que pueden dar con la llave introducida, cada vuelta traba más y más la puerta. Es común confiarse y cerrar la puerta sin darle vueltas a la llave, lo cual es un grave error. Estas vueltas nos protegen contra una técnica llamada “resbalón”, la cual es muy popular y consiste en introducir un objeto plano, por lo general de plástico, como una tarjeta de banco o una identificación, para destrabar las vueltas que no se le haya dado vuelta a la llave. Existen cerraduras con protección específica para esta técnica, pero lo recomendable para todos es darle las vueltas necesarias a la llave para dificultar la intrusión lo más posible.

Mi Cerradura es Demasiado Vulnerable, ¿Qué Puedo Hacer?

Si la cerradura que posees actualmente no está protegida contra ningún método de intrusión, La solución es simple: ¡Cámbiala!

Hay muchas opciones para todo tipo de presupuestos y puertas, siempre es posible mejorar tu seguridad. Recuerda que no existe cerradura infalible, pero si debes buscar la tranquilidad asegurándote de que tu cerradura protege tu vivienda o negocio de manera eficaz, no de le debe facilitar la tarea a los vándalos.

¿Qué Precio Tiene Cambiar de Cerradura?

El mercado de las cerraduras y sistemas de seguridad es uno muy amplio, no sólo en productos sino en precios, existen tantas opciones económicas como costosas, es bueno saber qué productos caen en qué rango de precios para tener presupuestos acorde a lo que necesitemos.

¿Qué Tan Grande es El Gasto?

Las cerraduras más simples, por lo general, están por debajo de los 100 euros, las alternativas de mayor seguridad cuestan alrededor del doble, el triple o más si añadimos una puerta acorazada, el gasto va aumentando también debido a que la instalación se torna más complicada, las cerraduras simples podéis instalarlas sin ayuda, pero los sistemas más seguros requieren de contratar a un cerrajero profesional, quién cobrará más o menos dependiendo de su tarea. lógicamente.

En promedio, una instalación de cerradura debe costar menos de 100 euros, incrementando según el nivel de complejidad, como mencionamos anteriormente. Lo importante es asegurarte de contratar personal de confianza y con referencias, pues una mala instalación puede comprometer tu seguridad y llevar a gastos innecesarios.

¿Cuál es el Momento Indicado Para Cambiar Mi Cerradura?

Lo correcto sería que la misma cerradura no esté en tu puerta durante más de cinco años, además de cambiarla, renovar o cambiar las medidas de seguridad te permite desconcertar a intrusos y desmotivándolos a intentar vandalizar tu hogar.

Es obligatorio cambiar todas tus cerraduras en caso de extraviar tus llaves o de perderlas en un robo, pues no se sabe quién se haría con ellas. Existen cerrajeros que trabajan durante las 24 horas del día que te pueden atender a cualquier hora, aunque sus tarifas suelen ser algo elevadas. Sólo recuerda que perder llaves es un compromiso de seguridad grave y es un asunto que debe ser atendido de inmediato.

¿Hay Pólizas de Seguro que Cubran Gastos de Cerrajería?

Algunas sí, algunas no. Las que sí lo hacen, cubren gastos de cerrajería únicamente en caso de hurto/robo de llaves, la prueba presentable es una denuncia firmada ante la policía. Una vez presentada, el seguro puede o enviar personal interno calificado para realizar los cambios de cerradura o reembolsar la factura de algún cerrajero que llames. Debe quedar claro que el seguro no mejorará tu cerradura, van a cubrir los gastos por una cerradura de igual valor y características que la que ya tenías, así que toma eso en cuenta. De todas formas, recomendamos aclarar las dudas directamente con el corredor de seguros para saber cuál es el procedimiento a seguir.

Es importante mantener la calma en momentos de que vuestras llaves caigan en manos equivocadas, hacer las denuncias competentes y las instalaciones necesarias para reestablecer la seguridad en el hogar o negocio es clave para seguir adelante.

¿Cómo se Cambian las Cerraduras?

A veces, no hay suficiente dinero para contratar cerrajeros profesionales que instalen las cerraduras que compremos, lo bueno es que hay cerraduras cuya instalación no es tan complicada y pues, ¿Por qué no hacerlas nosotros mismos? Ahorramos algunos euros sin dejar de mejorar la seguridad de nuestro hogar.

Relataremos el proceso en pasos bastante simples:

Comprar la Cerradura Adecuada

Antes de desarmar tu puerta, debes tener la cerradura de reemplazo a la mano, así que debes ir de compras primero. Las cosas que deberíais llevar contigo son un presupuesto y las medidas de la puerta, pues no cualquier cerradura es compatible con cualquier puerta. Tomar en cuenta la marca de la cerradura que se quitará, luego podéis buscar un modelo de esa misma marca que sea mejor.

Una característica que debería tener la cerradura nueva es la protección contra palancas, que es el método más común de violación de cerraduras, las protecciones contra resbalones y ganzúas también son buenas prestaciones.

Remover la Cerradura Vieja

Para esto, necesitas un juego de destornilladores acordes a los tornillos de la cerradura instalada. Remueve la placa protectora de la cerradura cuidadosamente. Luego, debéis aflojar el bombín, que va a estar ajustado con un sólo tornillo, esto debe hacerse con cuidado para preservar la puerta. El siguiente paso es remover el bombín con la llave de la cerradura, sólo introdúcela y gírala hasta que puedas empujarla hacia afuera. El bombín puede ser utilizado para determinar la medida de la cerradura nueva que compres.

Instalar la Nueva Cerradura

El siguiente paso consiste en hacer lo opuesto que hicimos con el bombín anterior, pero utilizando el bombín nuevo. Asegúrate de que el bombín esté del lado correcto, ya que es algo tedioso acomodarlo después de que ya está en la puerta. Introdúcelo con la llave, remuévela y ajusta el bombín con su respectivo tornillo, apretadlo lo suficiente como para que quede sólido dentro de la puerta.

Prueba de Cerradura

Antes de colocar la placa de la cerradura, lo más sensato es comprobar que funcione perfectamente, si la puerta abre y da las vueltas que debería cuando está cerrada, no hay ningún problema. Una vez hecho esto, podéis colocar la placa y ajustarla con sus respectivos tornillos de nuevo.

Ahora, pasaremos por algunas recomendaciones y problemas frecuentes:

No Logro Reemplazar con Éxito el Bombín, ¿Qué hago?

Es normal que se nos escape algún detalle cuando cambiamos cerraduras, sobre todo si es la primera vez o no lo hacemos muy seguido. Repasa los pasos y verifica que has seguido todo al pie de la letra, también verifica que el bombín no esté defectuoso. Si has hecho esto y sigue sin funcionar, llama a un cerrajero profesional que sepa instalar la cerradura sin problema alguno.

Consejos

Si vas a conservar la cerradura que removiste, asegúrate de guardar las llaves junto con la cerradura, así evitas confusiones con las llaves nuevas y tendrás una cerradura de repuesto en caso de una emergencia.

Si piensas que vas a dañar la cerradura, no dudes en llamar a un cerrajero profesional.

En las ferreterías te pueden guiar con los modelos, las medidas y tu presupuesto, consulta si tienes la oportunidad.

Las prestaciones como el euro perfil y las protecciones contra palancas, ganzúa y resbalones son muy importantes, tómalas en cuenta.

HAZ DE TU CASA UN FORTÍN, CERRADURAS PARA PUERTAS ACORAZADAS

¿Estás pensando en reforzar la seguridad de tu vivienda? ¿Ya cuentas con una puerta acorazada pero te gustaría cambiar la cerradura para aumentar tu seguridad? En estas líneas te contamos cuáles son las cerraduras más apropiadas para hacer que tu puerta acorazada sea aún más segura.

Contar con una puerta acorazada es el primer paso para conseguir que tu casa sea un fortín, por lo que el primer paso ya lo hemos dado, pero como seguramente sabes, y sino ya te lo contamos nosotros, una puerta acorazada con una cerradura simple y tradicional no nos proporciona una máxima seguridad, ya que podrán forzar nuestra cerradura y abrir la puerta de nuestro hogar sin importar que tipo de puerta tengas.

Lo que los expertos y cerrajeros profesionales recomiendan, en materia de seguridad de hogar para conseguir una protección plena, es contar con los dos elementos a la vez, tanto una puerta acorazada, como una cerradura de máxima seguridad. Una sin la otra no pueden cumplir su función en condiciones, son dos elementos que van unidos, y si no reforzamos una de las dos partes, la seguridad no se complementará y estaremos igual de desprotegidos que con una puerta de madera con su cerradura de toda la vida.

Lo que buscamos con este tipo de cerraduras de máxima seguridad para puertas acorazadas es, sin duda alguna, protección, tranquilidad, calidad, e innovación. Y ahora mismo tenemos en el mercado todo esto que buscamos, solo es cuestión de echar un vistazo, y dejarnos asesorar por profesionales del sector, que es lo que siempre recomendamos, ellos nos darán la mejor opción según nuestras necesidades, y el tipo de puerta acorazada que tengamos o que queramos poner.

Contamos con una gran variedad de marcas y modelos en el mercado, por lo que será fácil encontrar lo que buscamos, y esta variedad, nos deja precios de todo tipo, es cuestión de mirar y comparar. Si es cierto, que no podemos pretender adquirir un producto de alta seguridad por un precio irrisorio, o por el mismo precio que nos costaría una cerradura normal. Nos gastamos mucho dinero en objetos o complementos sin importancia alguna en nuestras vidas, y la mitad de las veces intentamos ahorrar en decisiones importantes como esta, debemos cambiar el chip, y darle importancia a lo que realmente lo tiene, comparando precios, por supuesto, pero siempre adquiriendo una pieza de calidad. No ahorres con tu seguridad.

Algunas de las marcas punteras en este tipo de cerraduras son Ezcurra, Tesa, Securemme, Noa, o Cisa, pero encontrarás muchas más. Todas ellas cuentan con distintos tipos de cerraduras, y con distintos modelos, para que elijas la que más se adapte a tus necesidades. Vamos a ofreceros a continuación una lista de los distintos tipos de cerraduras de seguridad idóneos para complementar tu puerta acorazada.

Cerradura doble. Esta cerradura cuenta con cuatro bulones, y con dos llaves. La llave principal cierra la puerta en su totalidad, y la llave secundaria bloquea el funcionamiento de la llave principal, por lo que la seguridad sería plena. Además este tipo de cerradura cuenta con dos posibilidades, cilindro simple o cilindro doble, para aumentar aún más la protección.

Cerradura de Borjas. Se trata de una cerradura con un mecanismo tipo al de las cajas fuertes, con protección de una chapa de acero que la hace anti-taladro, por lo que la seguridad con esta cerradura está asegurada. Podemos encontrarla de varios tipos, y con distintos complementos que varían su grado de seguridad.

Cerradura anti-pánico. Todos las hemos visto alguna vez en las películas, así que, por qué no contar con esta cerradura en casa. Este sistema permite la apertura y cierre de la puerta desde el interior, sin necesidad de utilizar la llave.

Cerradura eléctrica. Podemos encontrarlas de dos tipos, de Borjas, o de cilindro. Esta cerradura suele utilizarse en los locales comerciales, ya que cuenta con la peculiaridad de poder ir conectada a un interruptor desde el que podremos abrir la puerta con un sistema a distancia desde el interior, estando cerrada únicamente con el resbalón.

Cerradura electrónica. Si lo que buscamos es innovación, además de protección, esta es nuestra cerradura. Tecnología avanzada para hacernos la vida más cómoda y segura. Se trata de una cerradura inteligente que podrá abrir, cerrar, o incluso programar, con tan solo un mando a distancia, o cualquier otro dispositivo domótica que desee. Lo último en avances tecnológicos en relación a cerraduras de seguridad.

Solo tienes que echar un vistazo y valorar los pros, ya que contras no habrá, y elegir lo que más se adapte a tus necesidades específicas y concretas. No olvides contar siempre con el asesoramiento de un profesional en seguridad, su ayuda es imprescindible, y más cuando la seguridad de tu familia, y la tuya propia, están en juego.

LAS CERRADURAS MÁS SEGURAS DEL MERCADO

¿Quieres encontrar la cerradura más segura del mercado? La seguridad de nuestro hogar es primordial para todos y cada uno de nosotros, por eso vamos a ayudarte con unos consejos imprescindibles a la hora de decidirte por un sistema de seguridad u otro.

Lo cierto es que no existe una cerradura que consiga que nuestras viviendas sean totalmente impenetrables para los ladrones, la tecnología avanza a un ritmo vertiginoso, y los mecanismos de seguridad no son menos, pero al mismo tiempo, los amantes de lo ajeno también se van renovando, especializando, y adaptando sus técnicas a los nuevos avances.

A continuación te daremos una serie de consejos para conseguir que tu vivienda sea lo más segura posible, y es que debemos poner todos los medios de seguridad que tengamos a nuestro alcance para evitar ponérselo fácil a todo aquél que intente entrar en nuestros hogares sin permiso.

Cerraduras invisibles. Esta es una de las mejores formas de proteger tu hogar, es uno de los tipos de cerradura más seguros contra robos que encontrarás en la actualidad. Se trata de una cerradura dotada de un mecanismo antibumping. El método bumping es uno de los más utilizados en robos según datos oficiales de la policía, más del 80 % de los mismos se realizan gracias a esta técnica de forzado de cerraduras, por este motivo vamos a apostar por este tipo de cerraduras.

Se trata de una cerradura que se instala en la parte interior de la puerta, oculta totalmente al exterior, por lo que el ladrón no será consciente de que cuentas con este tipo de cerradura hasta que no pase a la acción. Esta cerradura solo puede ser abierta mediante un mando a distancia, no utiliza llave, y por este motivo no podrá ser forzada por el famoso método bumping, que precisa de una llave maestra para forzar la cerradura. Estas cerraduras invisibles se abren únicamente al accionar un código interno ligado al mando a distancia, y además, este código, que ya cuenta de por sí con encriptación, va cambiando cada cierto tiempo de forma aleatoria y automática para que no pueda ser descubierto ni manipulado por ninguna persona ajena, por lo que cuenta con el “más difícil todavía”.

Esta cerradura lleva incorporada una batería o pila recargable, muy duraderas, disfrutarás de la batería cargada durante meses, cuando se esté descargando del todo, ella misma te avisará para que vuelvas a cargarla, de forma rápida y sencilla, y si por el contrario contase con pilas recargables, la mayoría de los modelos utilizan pilas con una durabilidad de un año. Si no se recargase, o no se cambiase la pila, el mecanismo se bloqueará, y dejará de funcionar, aunque no tu cerradura normal, podrás seguir utilizándola de modo tradicional, es decir, con tu llave de siempre, ya que estas cerraduras invisibles son compatibles con las cerraduras tradicionales, y tu puerta contará con las dos, eso sí, durante el tiempo que utilices el método tradicional, no contarás con la alta seguridad que te proporciona este tipo de cerraduras.

Respecto a la cuestión de cual comprar, te recomendamos la más vendida del mercado, el modelo de la marca Remock Lockey, la cual cuenta con dos pilas AA, con una durabilidad de un año, y está en el top actual de las cerraduras invisibles.

Cerrojos con cadenas. Esta opción es ideal para utilizar junto con una cerradura tradicional, o con una cerradura invisible. Se trata de instalar cuantos más sistemas de seguridad, mejor. Como ya hemos dicho al principio, no existe ninguna cerradura a prueba de robos, por lo que debemos utilizar todas las armas de protección que tenemos a nuestro alcance. Si no podemos costearnos una cerradura invisible, esta es la mejor opción como complemento de una cerradura tradicional. Doble resistencia para ladrones. También son perfectos para combinar con una cerradura algo más sofisticad como es la cerradura antibumping, de la que hablaremos a continuación. Algunos tipos y modelos de cerrojos más vendidos en la actualidad son por ejemplo, el cerrojo Fac Rp 301 RP/80, cerrojo Fac 50R/80, o el cerrojo Lince C6 anti bumping.

Cerraduras anti-bumping. Este tipo de cerraduras son una buenísima opción, y más con el dato que tenemos ahora mismo de la policía, siendo este método de bumping el más utilizado para robos en los últimos años. Cuenta con un cilindro anti-bumping, que hará imposible abrir tu cerradura mediante esta técnica. Podrás encontrar multitud de marcas y modelos en el mercado, como Tesa, Mauer, Noa, Cisa o Securemme.

Como último consejo debemos optar, sin ninguna duda, por el de la ayuda y asesoramiento de un cerrajero, ya que él es el que tiene la clave exacta para asegurar completamente tu domicilio o empresa, según las características del lugar, el tipo de puerta, y tus necesidades concretas. Apuesta siempre por la opinión de un profesional, esa será la más segura.