¿Cómo se Cambian las Cerraduras?

A veces, no hay suficiente dinero para contratar cerrajeros profesionales que instalen las cerraduras que compremos, lo bueno es que hay cerraduras cuya instalación no es tan complicada y pues, ¿Por qué no hacerlas nosotros mismos? Ahorramos algunos euros sin dejar de mejorar la seguridad de nuestro hogar.

Relataremos el proceso en pasos bastante simples:

Comprar la Cerradura Adecuada

Antes de desarmar tu puerta, debes tener la cerradura de reemplazo a la mano, así que debes ir de compras primero. Las cosas que deberíais llevar contigo son un presupuesto y las medidas de la puerta, pues no cualquier cerradura es compatible con cualquier puerta. Tomar en cuenta la marca de la cerradura que se quitará, luego podéis buscar un modelo de esa misma marca que sea mejor.

Una característica que debería tener la cerradura nueva es la protección contra palancas, que es el método más común de violación de cerraduras, las protecciones contra resbalones y ganzúas también son buenas prestaciones.

Remover la Cerradura Vieja

Para esto, necesitas un juego de destornilladores acordes a los tornillos de la cerradura instalada. Remueve la placa protectora de la cerradura cuidadosamente. Luego, debéis aflojar el bombín, que va a estar ajustado con un sólo tornillo, esto debe hacerse con cuidado para preservar la puerta. El siguiente paso es remover el bombín con la llave de la cerradura, sólo introdúcela y gírala hasta que puedas empujarla hacia afuera. El bombín puede ser utilizado para determinar la medida de la cerradura nueva que compres.

Instalar la Nueva Cerradura

El siguiente paso consiste en hacer lo opuesto que hicimos con el bombín anterior, pero utilizando el bombín nuevo. Asegúrate de que el bombín esté del lado correcto, ya que es algo tedioso acomodarlo después de que ya está en la puerta. Introdúcelo con la llave, remuévela y ajusta el bombín con su respectivo tornillo, apretadlo lo suficiente como para que quede sólido dentro de la puerta.

Prueba de Cerradura

Antes de colocar la placa de la cerradura, lo más sensato es comprobar que funcione perfectamente, si la puerta abre y da las vueltas que debería cuando está cerrada, no hay ningún problema. Una vez hecho esto, podéis colocar la placa y ajustarla con sus respectivos tornillos de nuevo.

Ahora, pasaremos por algunas recomendaciones y problemas frecuentes:

No Logro Reemplazar con Éxito el Bombín, ¿Qué hago?

Es normal que se nos escape algún detalle cuando cambiamos cerraduras, sobre todo si es la primera vez o no lo hacemos muy seguido. Repasa los pasos y verifica que has seguido todo al pie de la letra, también verifica que el bombín no esté defectuoso. Si has hecho esto y sigue sin funcionar, llama a un cerrajero profesional que sepa instalar la cerradura sin problema alguno.

Consejos

Si vas a conservar la cerradura que removiste, asegúrate de guardar las llaves junto con la cerradura, así evitas confusiones con las llaves nuevas y tendrás una cerradura de repuesto en caso de una emergencia.

Si piensas que vas a dañar la cerradura, no dudes en llamar a un cerrajero profesional.

En las ferreterías te pueden guiar con los modelos, las medidas y tu presupuesto, consulta si tienes la oportunidad.

Las prestaciones como el euro perfil y las protecciones contra palancas, ganzúa y resbalones son muy importantes, tómalas en cuenta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *